Un campeón sin límites

P1260165

El deporte es una pasión que genera unión, convivencia, desarrollo y muchas veces inspira.

Kevin Alexánder Rico, un joven habitante de la Comuna 1, Popular, barrio Granizal, nació con un síndrome que afecta los músculos de las extremidades llamado Artrogriposis Múltiple; sin embargo, decidió convertir su discapacidad física en una oportunidad para luchar por su mayor sueño: Ser futbolista.
Este joven le pone el sello INDER a su vida. A través de esta institución, que apoya el deporte y la recreación sin limitantes, y que tiene un espacio para toda la comunidad, ha logrado destacarse en su equipo de fútbol sala, liderado por Paola Vargas.
El deporte ha sido instrumento para la creación de vínculos afectivos verdaderos y leales. Esta es la muestra de la amistad que se ha formado entre Kevin y sus compañeros de equipo; además, ha permitido que este campeón se sienta incluido y, realmente, importante para sus compañeros.
Paola, manifiesta que a través del deporte se aprenden a conocer las diferencias poblacionales, y “se aprende a entender que las necesidades socioeconómicas se vuelven en el campo del juego un medio para olvidar y disfrutar de lo bueno y productivo”.
Kevin Alexander Rico, con 17 años de edad, expresa lo que significa el deporte: “Me gusta mucho porque me permite divertirme con mis amigos. El fútbol me ha brindado la oportunidad de jugar en torneos; gracias a esto, puedo comprobar que no hay límites y el INDER me ha brindado esa oportunidad, por eso estoy muy agradecido”.
Kevin, es de los deportistas que inspira ejemplo que superación y que, por medio de instituciones como el INDER, puede lograr cumplir sus sueños.

Texto por:Johana Ospina Castaño
johaos131@gmail.com