La participación juvenil es un derecho constitucional, este lo podemos encontrar en el artículo 45, el cual indica que “El adolescente tiene derecho a la protección y a la formación integral. El Estado y la sociedad garantizan la participación activa de los jóvenes en los organismos públicos y privados que tengan a cargo la protección, educación y progreso de la juventud”.
A partir de este artículo se expidió la Ley 375 del 1997, la cual llamaron “Ley de Juventud“. Esta promulgó la creación de los Consejos de Juventud, expresión institucionalizada de la participación juvenil, los cuales han permitido ejercer el derecho a la participación, siendo más de consulta que de decisiones.
El arte como medio de participación juvenil
Los Consejos de Juventud no son la única forma de participar, existen otras formas de participación juvenil, las cuales no está reglamentadas oficialmente y, mucho menos, acompañadas de una entidad gubernamental, sino que tiene sus propias dinámicas, en su mayoría direccionadas a través de la cultura.
La Escuela Popular Víctor Jara, nació en el año 2013 con el objetivo de fortalecer el movimiento juvenil de la Comuna 1, Popular. Se enfoca en la educación popular y ve ésta como un método de participación política, para que las personas, en especial los jóvenes, generen conciencia en su territorio. No solo enseña el arte como una técnica sino como una función dentro de la sociedad y le apuesta a esa participación política y comunitaria, porque consideran que el empoderamiento de los jóvenes sobre la realidad social, posibilita una transformación.
La invitación que hace la escuela a los jóvenes, es a que se organicen y que toda esa energía que tienen, la orienten hacia el empoderamiento de sus comunidades, dejando atrás la vieja política. Los jóvenes son los llamados a la transformación.

Por: Claudia Marcela Mora Parra. – cmmorap1910@gmail.com